El niño anhelado

Por: Laura Ortíz Bones

“Jamás me perdonaré, el no haber escuchado de una ex paciente suya el comentario: terminaras en una cesárea como la gran mayoría de sus pacientes”. “

Ian llegó a nuestras vidas de sorpresa, más bien como regalo de pascuas. Nos enteramos que seríamos padres justo el jueves de la semana antes de las madres en 2009 con una prueba casera y lo confirmamos el próximo día con la de sangre. Estaba contenta, nerviosa, pero mas que todo llena de miedo pues a penas llevábamos 5 meses de relación. Nuestros padres nos apoyaron y toda mi familia celebró pues seria el primer bebé de unos futuros abuelos, bisabuelos y hasta tatarabuela. Sacamos fecha y supimos q nacería para Reyes.

Por referencias, llegamos hasta mi doctor. Me habían dicho que era excelente médico, aunque según muchos un poco costoso, pero no importó pues yo lo que quería era atenderme en Auxilio Mutuo. Nuestra primera visita fue impresionante. Solo tenía 7 semanas cuando vi a mí bebé por primera vez, con un corazoncito que latía fuerte, dejándome saber que ahí estaba. Salí llena de emoción y mucha ilusión de como quería que todo fuera. El doctor nos dijo que tratáramos de soñarlo a ver si adivinábamos su sexo, pero yo siempre dije que tendría un varón. En mi segunda visita, a mis 14 semanas, confirmamos lo que mi corazón decía y así comenzamos a llamarle Ian.

Siempre me interesó el proceso del embarazo y el parto. Disfrutaba verlo una y otra vez en programas de tv. Conocía sobre las diferentes intervenciones y la mayoría de los conceptos y deseaba que todo fuera lo más natural posible. Nunca cogí clases de parto, pues pensaba que no las necesitaba, que como mujer era mi naturaleza parir. Nunca en mi mente estuvo presente la palabra cesárea.
Todo el embarazo transcurrió normal. A mis 35 semanas nos comenzamos a mudar a lo que sería nuestro nuevo apartamento. No me dejaron hacer nada pues era en un segundo piso y todos cuidaban de mi y mi barriguita. Organicé el cuarto de mi bebé y lo dejé preparado con todo para cuando llegara a su hogar.
El martes 8 de diciembre, cumpliendo mis 36 semanas, tenia visita semanal. Recuerdo que la prueba de orina salió con un poco de proteína y la presión, según el doctor, estaba muy alta (no recuerdo cuanto). El decidió que no podíamos perder tiempo, que era una emergencia y me envió a Sala de Partos. Esa cita, a diferencia de las otras mi esposo no estaba conmigo, estaba yo con mi hermana menor. Lo llamé y le dije lo que pasaba y recuerdo que cuando salía del parking ya el pobre estaba allí esperándome, desesperado y lleno de nervios.
Llegamos a Sala de Partos y me dieron el cuarto 1. Mi esposo se quedó conmigo y mi hermana afuera en sala de espera mientras mis papás llegaban desde Guayama. Me dijeron que me prepararían pues tendrían que hacerme un cesárea de emergencia ya que mi bebé corría gran peligro. Yo no pregunté y permití que me dejaran acostada y me pusieran folie, pues el suero de sulfato no me permitiría pararme de la cama. Me hicieron un sonograma y aparecía que mi bebé estaba en perfectas condiciones, y que según su tamaño tenia 40 semanas. El doctor entonces decidió que me dejaría descansando hasta el otro día y me permitió comer. Allí me quedé, sola a pasar la noche y no permitieron que ningún familiar me acompañara pues según ellos no era necesario porque no estaba de parto. Mis padres, mi hermana y mi esposo entraron a despedirse, oramos y luego allí me quedé en compañía de Dios.

El miércoles 9 de diciembre, el doctor llegó a eso de las 7:00am y me verificó. La presión había bajado un poco y los análisis estaban bien. Había programado la cesárea para la tarde pues tenía consultorio. Me envió desayuno y yo le rogué que me indujera y me diera la oportunidad de parirlo. Me decía que no, que no podía arriesgarse por la emergencia, pero aun así me dejaría hasta la tarde. A las 3:00pm me pasaron a sala de operaciones, comenzaron a prepararme y hacía mucho frío. Recuerdo que no me amarraron y mi esposo estaba allí conmigo. Vi por el reflejo del foco como habrían con laser mi cuerpo, recuerdo el olor a carne quemándose y vi como estiraban mi piel y buscaban a mi chiquito que al parecer se negaba a salir de ahí. Escuché al doctor decir que no me preocupara, que el próximo podría parirlo. A las 4:37pm, vi como lo sacaron halándolo de su cabecita. Lo pasaron por frente de mí para tan solo tirarle un beso y ver su pelo rubio. Peso 7.12 y midió 19.5 y era perfecto. Lo limpiaron y se lo dieron a papá para tirarnos nuestra primera foto familiar. Se lo llevaron hasta que me quedé dormida y desperté en Recovery. Una enfermera me trajo a Ian para que lo viera y yo a penas podía aguantarlo, pues el medicamento para el dolor me tenia dormida y aun la anestesia hacia sus efectos. Trate de lactarlo pero la enfermera (que no me ayudo para nada) decía que me durmiera, y me dio un papel para darle formula ya que no lo podía, según ella, lactar allí y en contra de mi voluntad así lo hice.

El Jueves 10 de diciembre, por fin me llevaron al cuarto y pedí que me trajeran a mi bebé. Allí comenzamos la difícil tarea de lactarlo ya que lloraba por la confusión de mamadera gracias a la formula que allí le dieron. Finalmente, el Sábado 12 de diciembre, nos dieron de alta y me fui con mi bebé hermoso y un dolor físico pero sobre todo en mi corazón pues así no quería que fuera.

Le doy gracias a Dios porque tuve un niño saludable, que llegó a mi vida y la transformó. Jamás me perdonaré, el no haber escuchado de una ex paciente suya el comentario: terminaras en una cesárea como la gran mayoría de sus pacientes”. Desde ese momento supe que mi próximo bebé iba a llegar diferente y que no permitiría que NADA robara mi momento, pero eso será otra Historia.

20130212-105904.jpg

20130212-105911.jpg

Un pensamiento en “El niño anhelado

  1. Pingback: Lo parí |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s