El síndrome del anidaje

¿Cuántas no hemos comentado en nuestras últimas semanas “Quiero tener la casa limpia”,”Necesito tener todo organizado”? Acto seguido alguien comenta “Ya mismo pares”. Ahora la pregunta es, ¿Realmente se debe asociar la limpieza con la cercanía del momento? A partir de la semana 20, cualquiera de nosotras puede sentir las energías necesarias para limpiar la casa, organizar las cosas del bebé, en fin, para comenzar a prepararnos.

Esto ocurre porque a partir de esa semana es que nos sentimos a gusto con nuestro embarazo, si hemos padecido de mala barriga, para ésta semana muy probablemente ya nos sentiremos mejor.  El sueño que padecíamos en las primeras semanas desaparece, pero, no te preocupes, te aseguro que al final, volverá.

La verdad es que llega un buen día y queremos tener TODO organizado, TODO. Entre otras cosas, queremos comprar coche, bouncer, cuna, además de limpiar la casa. Les comento por experiencia; para mi primer hijo yo solo quería sacar el coche del lay away, montar la cuna, acomodar la ropa, estaba desesperada por recibir a mi hijo, pero, no me preocupé por conectar con él.

Con el tiempo he aprendido que cada embarazo fue diferente. Sin embargo, luego de 4 embarazos y a casi 7 años del primero, reflexiono: ¿Qué he aprendido? Pues bien, que somos mamíferos. Estoy convencida de que si permitiéramos que nuestro instinto nos guiara, conoceríamos de forma certera cuándo nuestros hijos nacerán.  Los animales, a medida se va acercando el momento, comienzan un proceso de anidaje, buscan un lugar en donde se sientan cómodas, libre de interrupciones, donde se dejen llevar por el instinto.

Nosotras podríamos hacer lo mismo, lamentablemente, hemos perdido esa conexión, si pariéramos como parían nuestras abuelas, si no permitiéramos las intervenciones innecesarias, los partos planificados y retomáramos lo que por naturaleza nos corresponde, todo sería diferente.

Regala a tu bebé una conexión especial, un nacimiento digno, a su tiempo, en paz. Cuando te digan, “estás por parir” piensa,  repite, medita y educa:  “Mi bebé nacerá cuando esté listo”.

Desde  mi locura en casa,

Adamarys

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s