Mi rito de paso: celebrando un año de convertir un sueño mi realidad.

Por: Adamarys Feliciano 

“Al finalizar las 38 semanas comenzó mi lucha interna y es que parir luego de cesárea es una batalla psicológica. Sentía que mi cuerpo intentaba irse de parto pero algo lo detenía, era YO, era mi herida emocional la que no me permitía entregarme, era el recuerdo de las cesáreas el que me perseguía”. 

Sigue leyendo