Un embarazo amado, deseado y planificado

Por: Yesenia Rios Morales

“Cuando escuche la palabra inducir, me temblaron las piernas y mi rostro se transformó.
Me parecía estar escuchando a la doula diciéndome, ¡Dile que nooooooo! Pero primeriza
al fin es cuando te invaden mil dudas y preguntas en tu mente. Pensaba bueno ella es la profesional, ella es la que sabe, y si le pasa algo malo a mi bebé y si termino en cesárea por no poderla parir.”

Sigue leyendo