Mi historia, Adrianna Zoé

Por: Virginia Marie Rivera

“El Dr. pensaba irse a casa pero había cambiado de opinión, me haría una cesárea, tenía miedo que al irse los latidos bajaran más. Mi esposo fue a comprar la “ropa” y en menos de 5 minutos ya tenía el foley puesto y el anestesiólogo me tenía sentada para la espinal, ya una vez en sala no recuerdo mucho, la tos era tanta que me sedaron.“t

Sigue leyendo